lunes, 13 de agosto de 2012

TAPONES PARA UNA VIDA CINTRUÉNIGO Y DIARIO DE NAVARRA


Cintruénigo dona 1.200 kg de tapones para la niña Aitana de Tarazona

Cintruénigo, al igual que otras muchas localidades navarras, ha dado una muestra más de solidaridad con Aitana García, una niña de 12 años de Tarazona (Aragón) afectada por una cardiopatía congénita compleja.

El matrimonio cirbonero formado por Jorge Ayensa y Mª Pilar Sarasa acaba de transportar a la citada localidad un camión cargado con unos 1.200 kilos de tapones de plástico recogidos dentro de la iniciativa de la asociación 'Una sonrisa para Aitana'. Se trata de una campaña que inició la familia de esta niña en agosto de 2011, y que se desarrolla en España y Portugal.
Consiste en recoger tapones de plástico para reciclarlos y cambiarlos por dinero. Esto permitió a la niña someterse el pasado mes de abril a la segunda de las tres operaciones previstas en Boston (EE UU) para poder llevar una vida normal.



Como explicaron Ayensa y Sarasa, en anteriores recogidas en la localidad habían transportado los tapones en un furgón. Pero en esta ocasión la respuesta ha sido mayor y fue necesario llevarlos en un camión de la empresa de construcción Garbayo Ayensa, donde trabajan los dos.

Este matrimonio es el encargado de controlar, de forma desinteresada, la recogida de tapones que los cirboneros van depositando en un contenedor ubicado en la zona del corredor ferroviario. También en Antojos, un establecimiento dedicado a la venta de pastelería, admiten los citados tapones, que luego se entregan a la asociación 'Una sonrisa para Aitana', con la que colaboran varias personas en Cintruénigo.

ANTE UNA NUEVA OPERACIÓN
Ayensa y Sarasa dejaron la carga de tapones en un almacén cedido a la asociación por el Ayuntamiento de Tarazona. Luis Miguel García, padre de Aitana, recibió a la pareja con los brazos abiertos en el citado almacén. Además, les explicó que la niña regresó hace un mes y medio de Boston tras someterse a la segunda intervención.



García les comentó que Aitana deberá volver el año que viene a EE UU para una nueva operación. Añadió que el propósito para el futuro es continuar con estas recogidas de tapones de cara a que posibiliten ayuda económica a niños necesitados que padezcan enfermedades denominadas raras.

Ayensa y Sarasa animan a los cirboneros a persistir en la recogida de tapones para el reciclaje porque su finalidad "es ilusionante".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada