miércoles, 30 de enero de 2013

TAPONES PARA UNA VIDA - HERENCIA CIUDAD REAL - PRENSA LA VERDAD .ES


Herencia comienza el año de forma solidaria


Los vecinos de Herencia (Ciudad Real) han comenzado el año con gestos solidarios, al igual que cerraron el anterior. Si en las navidades recogieron fondos en pro del pueblo saharaui en diversos actos, en el inicio del 2013 entregaron dos contenedores de tapones de plástico, con el fin de recaudar dinero para el tratamiento de la niña zaragozana Aitana García, que se suma a la tonelada ya recogida durante la primavera y verano pasado.
Jesus fernandez junto a los tapones aa 465x348 Herencia comienza el año de forma solidariaEl alcalde Jesús Fernández y la primera teniente de alcalde, Gema Pilar López, han trasladado personalmente todos los kilos recogidos hasta la sede de Seur en Manzanares, la empresa que se encarga de recogerlos desde toda España para llevarlos a la empresa alicantina que los está reciclando.
El alcalde herenciano valoró el carácter solidario de sus vecinos “que en momento de crisis no abandona la lucha por las buenas causas, y se siguen recepcionando tapones, en una iniciativa coordinada por los servicios sociales del Ayuntamiento”.
Aitana García es una niña aragonesa de 12 años del municipio zaragozano de Tarazona que nació con una cardiopatía congénita compleja que precisa de una serie de intervenciones quirúrgicas que le están siendo practicadas en el Children’s Hospital de Boston.
Con el objetivo de conseguir el dinero suficiente para ello, en agosto de 2011 se puso en marcha la acción “Tapones para una vida”, dentro de la campaña “Una sonrisa para Aitana”. La finalidad era, mediante el reciclaje de estas tapas de plástico, obtener financiación para que la niña siga el tratamiento ya iniciado en Boston. La iniciativa ha sido desarrollada a través de la Fundación Seur. Por cada tonelada de plástico se logran unos 300 euros.
Vía: Nota de Prensa Oficial del Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Herencia.-

laverdad.es 

Agencia EFECiudad Real, 9 ene (EFE). Los vecinos de Herencia (Ciudad Real) han reunido dos contenedores de tapones de plástico con el fin de recaudar fondos para el tratamiento de Aitana García, una niña aragonesa de once años que padece una cardiopatía congénita.

Los tapones han sido trasladados por el alcalde, Jesús Fernández, y la primera teniente de alcalde, Gema Pilar López, a la sede de Seur en Manzanares, la empresa que se encarga de recogerlos desde toda España para llevarlos a la empresa alicantina que los recicla.
Los dos contenedores entregados por los vecinos de Herencia se suman a la tonelada de tapones de plástico que se recogieron durante la primavera y el verano pasado, según ha explicado hoy en una nota de prensa el Ayuntamiento.

Esta iniciativa está coordinada por los servicios sociales del Ayuntamiento de Herencia.
Aitana García es una niña de 11 años, vecina del municipio zaragozano de Tarazona, que nació con una cardiopatía congénita compleja que necesita una serie de intervenciones quirúrgicas que le están siendo practicadas en el Children's Hospital de Boston.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada